Estándar en las habitaciones

Según los actuales estándares, las habitaciones ofrecen instalaciones de aire acondicionado autónomo, que consiente a los clientes el pleno control del propio ambiente y de los cuartos de baños, decorados con estupendo mármol y con bañera o ducha y en las Suites y en algunas habitaciones bañeras de hidromasaje Jacuzzi y con todo el confort más moderno. Se incluye un kit de regalo con accesorios y albornoces.

Relájese en Roma

Podrán relajarse ante la TV vía satélite, que ofrece películas y canales deportivos de todo el mundo, así como la BBC y la CNN, todo esto disfrutando de una bebida refrescante del Mini-bar, o si no, entrar en contacto con el exterior conectando su ordenador portátil a nuestra conexión Internet a alta velocidad.

70 Habitaciones y 15 Suites

Las Suites ofrecen algún lujo extra más respecto a las habitaciones precedentes. Los baños de las Luxury Suites están dotados de Jacuzzi, con preciosos mármoles italianos y con marcos de madera labrada. Algunas habitaciones, ofrecen también vistas de San Pedro y un maravilloso panorama de la ciudad.

El Hotel Atlante Star de Roma, se encuentra entre las majestuosas y magníficas calles que conforman el corazón de la Ciudad Eterna entre el Castillo del Santo Ángel y las puertas de la Ciudad del Vaticano, exhibe 70 lujosas habitaciones y 15 suites. Cada uno de nuestros suntuosos alojamientos ha sido proyectado y modernizado según un programa de excelencia : de hecho, cada lugar es único, personalizado y está impregnado de gran encanto romántico, estilo y distinción.

Sencillas pero espaciosas, tranquilas pero vivas y atractivas, combinan en su interior la quintaesencia de la clásica decoración europea, adornos, acabados y detalles artesanales, seda y lino preciosos, mármol y caoba, creando un soberbio espacio en su representación del esplendor de la antigua Roma.

Bodas

El Hotel Atlante Star está especializado en la organización de bodas en Roma y nuestras suites

de lujo son la ubicación ideal para el día más hermoso de su vida. Podrán disfrutar de la prima noche

de bodas admirando el panorama de Roma, cuando el sol crea una sinfonía de colores al esposarse con la gloriosa cúpula de San Pedro.